Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

El uso Papal de la Férula

El Báculo como insignia litúrgica de los Obispos y de los Abades data del siglo VII en algunas fuentes españolas, por su uso se podría decir que es anterior a esta fecha. Parece que el Báculo como símbolo de la autoridad episcopal pasó de la península ibérica a Inglaterra, la Galia y la Germania. Sin embargo, por las descripciones de la Solemne Misa Papal en los Ordines Romani no aparece su uso. También las representaciones de los Papa confirman que el Báculo episcopal no formaba parte de las insignias del Papa, ya que no se ve en ningún monumento iconográfico hecho en Roma. Por lo cual, Inocencio III (†1216) escribe en su De sacro altaris mysterio (I, 62): “Romanus Pontifex pastorali virga non utitur”.
La razón de esta costumbre reside quizás en el hecho de que el Báculo era un símbolo de investidura del Obispo electo por parte del Metropolitano o de otro Obispo (ceremonia que desde el periodo carolingio hasta la época de la lucha de las investiduras era algo propio de los reinos secu…

El Santo Padre: Liturgia en Guardini.

El día 29 de Octubre concedió Audiencia el Santo Padre Benedicto XVI, en la Sala Clementina del Palacio Apóstolico Vaticano, a los participantes del Congreso promovido por la Fundación "Romano Guardini" de Berlín. En el curso del encuentro, después de saludar al Presidente de la Fundación, Ludwig von Pufendorf, el Santo Padre les dirigió unas palabras, de entre ellas traemos a colación el párrafo en el que el Romano Pontífice nos habla de la Liturgia en Guardini:

"En ese querer acompañar a la juventud, Guardini busco también un nuevo acceso a la Liturgia. El redescubrimiento de la Liturgia era para él un redescubrimiento de la unidad entre espíritu y cuerpo en la totalidad del único ser humano, ya que el acto litúrgico es siempre al mismo tiempo un acto corporal y espiritual. El 'orare' se dilata en el 'agire' corporal y comunitario, y así se revela la unidad de toda la realidad. La Liturgia es un 'agire' simbólico. El símbolo como quintaesencia …

Monaguillos, pequeños servidores de la liturgia.

Ayer se celebró, siguiendo el martirologio, la fiesta de uno de los patronos de los monaguillos, Sto. Domingo del Val, (27 de octubre). Es por esto que el artículo de este mes lo quiero referir a los monaguillos o ministrantes de la Liturgia. Sin duda ninguna muchos de nosotros hemos pasado por esta escuela, en ella se da el germen de vocación al ministerio ordenado. El término monaguillo viene a significar “pequeño monje” y se acuñó en ambiente monástico. En Italia por ejemplo son llamados : “chierichetti” (pequeño clérigo). En realidad son acólitos no instituidos pero que hacen funciones de los acólitos instituidos, es un ministerio laical y por lo tanto observado por las normas litúrgicas. De hecho los documentos litúrgicos hacen muchísimas menciones al servicio desarrollado por los acólitos. En el año 2.006 fue la peregrinación europea de los monaguillos a la que acudieron 42.000 de toda Europa. El Papa Benedicto XVI  en la Audiencia del 19 de agosto de ese año se dirigía a estos …

Reflexiones litúrgico-culturales en torno a la fiesta de Todos los Santos.

El Jinete sin cabeza versus Don Juan: Reflexiones litúrgico culturales en torno a la fiesta de Todos los Santos
Por Pedro Manuel Merino Quesada, Pbro.
Sumándonos a la maravillosa explicación de nuestro compañero y amigoLuis García Gutiérrez, delegado de liturgia de la Diócesis de León y secretario de la AEPL sobre el origen de la fiesta de Todos los Santos en su blog actuosa-participatio, lanzamos otro punto de reflexión, esta vez, no tanto desde la liturgia como desde la cultura.
En estos últimos decenios hemos contemplado inertes y estupefactos el cambio de un paradigma[1] cultural en torno a la fiesta del 1 de noviembre, la del día de Todos los Santos. El término Halloween proviene del vocablo del  inglés antiguo "All hallow's eve", que significa "Víspera de todos los santos", refiriéndose a la noche del 31 de octubre. Sin embargo, ciertas costumbres anglosajonas le han robado su sentido religioso estricto para celebrar, en su lugar, la noche del terror, de las…

La Anáfora de Santiago, hermano del Señor.

"Enmudezca toda carne humana "

El 23 de Octubre, en la Tradición Bizantina, se celebra la memoria de Santiago, hermano del Señor, primer Obispo de Jerusalén. En el Pontificio Colegio Griego de Roma, el Domingo más cercano a esta fecha se celebra, desde hace algunos decenios, la Divina Liturgia con una anáfora que la Tradición Bizantina ha dejado caer prácticamente en desuso y que, por el contrario, se usa frecuentemente en la Tradición Siro-Occidental, junto a la Anáfora de los Doce Apóstoles.
La Anáfora de Santiago se encuentra en diversas versiones lingüísticas pero especialmente en griego y siríaco, que a su vez sería la traducción de un texto griego más simple y arcaico que el actual. En ambos casos la atribución a Santiago, hermano del Señor, es unánime. También encontramos otras versiones: georgiana, armenia y etiópica, esto demuestra la importancia que este texto tuvo, al menos durante el primer milenio.
Está claro que se trata de una Liturgia que proviene de Jerusalén…

XXVII Domingo Cotidiano.

Profecía: Ez 28, 21-23 Psallendum: Sal 78, 8s Apóstol: Ef 4, 17-24 Evangelio: Lc 19, 1-9
 El contenido de este domingo gira en torno a la conversión. Este tema que pudiera parecer cuaresmal, afecta a toda nuestra existencia cristiana. Desde la perspectiva del apóstol, debemos renunciar a nuestra vida pasada, a nuestro “paganismo”: no viváis más como los paganos, con la cabeza vacía, con el pensamiento a oscuras y ajenos a la vida de Dios. San Pablo nos muestra la inmoralidad de la vida alejada de Dios, y por eso nos invita a cambiar vuestra actitud mental y a revestiros de ese hombre nuevo creado a imagen de Dios, con la rectitud y santidad propias de la verdad. Y ese hombre es Cristo. La rectitud y santidad nos recuerdan la armonía original del hombre, de Adán, que es restaurada en el nuevo Adán, Cristo. El paganismo se muestra como una vida sin Dios, aunque pudiera tener la connotación de una vida religiosa. Y ese era el problema que afectaba al judaísmo anterior y contemporáneo a Jesús…

La Liturgia en la "Carta del Santo Padre Benedicto XVI a los Seminaristas".

En el día de San Lucas ha dirigido el Santo Padre Benedicto XVI una carta a todos los Seminaristas del mundo al finalizar el año sacerdotal; al final del post os pongo el enlace a la carta completa. Hacemos eco sólo del apartado en el cual el Santo Padre habla sobre Liturgia, en concreto de la Eucaristía y la Penitencia, pasamos a leer directamente el texto:


2. Para nosotros, Dios no es sólo una palabra. En los sacramentos, Él se nos da en persona, a través de realidades corporales. La Eucaristía es el centro de nuestra relación con Dios y de la configuración de nuestra vida. Celebrarla con participación interior y encontrar de esta manera a Cristo en persona, debe ser el centro de cada una de nuestras jornadas. San Cipriano ha interpretado la petición del Evangelio: "Danos hoy nuestro pan de cada día", diciendo, entre otras cosas, que "nuestro" pan, el pan que como cristianos recibimos en la Iglesia, es el mismo Señor Sacramentado. En la petición del Padrenuestro p…

El año litúrgico: Cristo, el Sol y las estrellas.

No es extraño encontrar, también entre personas de fe y de iglesia, la idea de que el año litúrgico, es sólo la cristianización de antiguas formas paganas de culto. Desde este planteamiento, se pone en duda el origen nítidamente cristiano de fiestas como la Navidad, el nacimiento de San Juan Bautista (24 de Junio), o la fiesta de Todos los Santos. Es cierto, que cada una de estas fiestas necesitaría un estudio propio, y en ellas descubrimos lenguajes culturales y antropológicos comunes en todas las religiones. Estos lenguajes culturales son conocidos por antropólogos, psicólogos, teólogos e historiadores de la religión. Se trata de los ciclos del sol, de la luna y de las estrellas, de los solsticios y los equinocios.
En la Noche de Pascua el sacerdote al signar la vela del Cirio dice que Cristo es el Señor del tiempo y de la eternidad. Esta afirmación no es sólo una imagen simbólica, sino también real. El Catecismo de la Iglesia Católica, cuando habla de la Pascua de Cristo la sitúa e…

El diácono en el Ceremonial de los Obispos (III).

La Liturgia eucarística.

145. Los diáconos y acólitos colocan en el altar el corporal, el purificador, el cáliz y el Misal... Los diáconos o el mismo Obispo reciben las ofrendas de los fieles en un lugar adecuado. Los diáconos llevan el pan y el vino al altar, lo demás a un lugar apropiado, preparado con anterioridad.
Aunque no sea lo habitual, el diácono puede recibir también las ofrendas. Sería bueno que antes de la celebración se pusieran de acuerdo el obispo y el diácono sobre quién recibe las ofrendas.
146. El Obispo va al altar, deja la mitra, recibe del diácono la patena con pan... 147. Entre tanto, el diácono vierte vino y un poco de agua en el cáliz, diciendo en secreto el agua unida al vino." Después el Obispo presenta el cáliz...
Aquí observamos una discrepancia con lo que solemos ver. La práctica común es prepararlo todo para limitarse a presentar la patena y el cáliz al obispo. La razón es el "espíritu de prisa", por denominarlo de alguna manera, que se suele te…

Entrevista de Gaudium Press a Monseñor Marini.

El pasado día 6 de Octubre Gaudium Press entrevistaba al Maestro de Ceremonias de las Celebraciones Litúrgicas del Papa. A continuación podéis leerla:

Gaudium Press-¿Cómo entiende la Iglesia católica la liturgia después del Concilio Vaticano II? ¿Cuál es el sentido, el corazón de la liturgia? El Santo Padre durante su reciente viaje a Inglaterra, en la Catedral de Westminster habló sobre la dimensión del sacrificio.

Creo que hay dos aspectos de la celebración eucarística donde uno debe estar unido al otro. Porque, como se dice también en los documentos del Magisterio, la Misa es la renovación del sacrificio del Señor y, al mismo tiempo, es también el momento, el lugar en el cual este sacrificio se comunica a nosotros a través de la señal de la convicción. Por eso creo que hay dos elementos, ambos fundamentales para la comprensión de la celebración eucarística. Creo también que la dimensión sacrificial es una dimensión de fundación. Porque si no existiera el sacrificio redentor, no exist…