Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Homilía de la Sepultura del Divino Cuerpo del Señor (y XVIII)

Introducción
Después de una exhaustiva lectura del sermón del siglo VI atribuido a Pseudo-Epifanio de Salamina, nos hallamos con el momento cumbre. Después de una prospectiva muy atenta y detallada, podemos describir cómo este precioso sermón consta de tres grandes bloques narrativos donde se incluyen ricos monólogos de densidad dogmática y a la vez piadosa. Además consta de diálogos intensos –hasta el punto que diríase que todo el Sermón es un «cofre» que recoge el diálogo que ahora leeremos entre Cristo y Adán–. Finalmente el elemento descriptivo con fuertes tonos militares no pasa desapercibido. Tal y como comentábamos anteriormente, en un momento de grave crisis política, económica y eclesial en la que la Iglesia Metropolitana de Constanza (Chipre) se encontró, brota esta joya del sermonario católico, en este caso de tono y modos orientales. Valga la paciencia de que este sea el más largo de todos, pero lo bueno se hace esperar y siempre suscita un «esfuerzo» por parte nuestra: el …

"Del Ars Celebrandi a la Actuosa Participatio": educación litúrgica en la escuela de Benedicto XVI (V)

DEL ARS CELEBRANDI A LA ACTUOSA PARTICIPATIO
“En las labores sinodales fue recomendado con frecuencia la necesidad de superar toda posible separación entre el ars celebrandi, es decir, el arte de celebrar correctamente, y la participación, plena, activa y fructuosa de todos los fieles. En efecto, el primer modo con el cual se favorece la participación del pueblo de Dios en el rito sagrado es la celebración adecuada del mismo rito. El ars celebrandi es la mejor condición para la actuosa participatio. El ars celebrandi brota de la obediencia fiel a las normas litúrgicas en su totalidad, porque este modo de celebrar ha sido el apropiado para asegurar desde hace dos mil años la vida de fe de todos los creyentes, quienes son llamados a vivir la celebración en cuanto pueblo de Dios, sacerdocio real, nación santa (cf. 1 Pe 2, 4-5.9)” [44]. Para llegar a una actuosa participatio adecuada es preciso antes establecer un ars celebrandi correcto, advirtiendo que la lex orandi es ley disciplinar …

28 de agosto: San Agustín.

(Rito hispano-mozárabe)
28 de agosto san agustín (Memoria)


Nace este gran santo en Sauk-Ahras (Argelia) el año 354. Su madre era una ferviente cristiana, santa Mónica; su padre, un doctor pagano. En su juventud se hace maniqueo y convive con una mujer, de la que le nace su hijo Adeodato. Se bautiza con su hijo, que muere al poco tiempo. Es ordenado presbítero y en el 396 asume la Sede de Hipona, que ocupará hasta su muerte, en el 430, mientras los vándalos asedian la ciudad. El ejemplo de su vida y escritos hicieron de él un pilar de la Iglesia de su tiempo. Su influjo fue enorme tanto en los concilios como en los textos litúrgicos hispanos. Su culto, sin embargo, no parece revestir la entidad de conmemoración litúrgica hasta el siglo X.
Prælegendum (Ct 4, 11; Sal 111, 2) De la boca del justo mana la miel, aleluya, la dulzura del panal está en su lengua, aleluya, un panal que destila son sus labios, aleluya, aleluya. V. Su linaje será poderoso en la tierra, la descendencia del justo será bend…

El «Alma» en la "Editio Typica Tertia" (2000). Aproximación Inicial.

Si consultamos estadísticas, nos hallamos con que «alma» aparece en 169 ocasiones (cf. M. Sodi – A. Toniolo, Concordantia et Indices Missalis Romani. Editio typica tertia, LEV [Vaticano 2002]; <http://www.liturgia.it/editiotertia.htm>). Con todo hay que quitar algunas repeticiones (sobre todo en lo que respecta al Sacro Triduo pascual), con lo que nos quedamos con la siguiente lectura:
1. Exploración en el texto oficial latino
En el Propio del Tiempo aparece el término 28 veces. Dos, en Adviento (sólo en antífonas de entrada y comunión); dos en Navidad-Epifanía. En Cuaresma tiene siete momentos el vocablo, así como cuatro en todo el tiempo pascual. Durante el sagrado Triduo pascual, no aparece ninguna vez (salvo en la Plegaria eucarística I, como veremos). El resto de ocasiones –es decir, 13– pertenecen al tiempo Ordinario.
Restan un centenar de ocasiones, que quedan distribuidas de la manera siguiente: para el Ordinario de la Misa, dos; en el Santoral –o sea, Propio y Común– tene…

25 de agosto: San Ginés.

(Rito hispano-mozárabe)

25 de agosto san ginés (Memoria)


La tradición discrepa con respecto a san Ginés: unos sostienen que se trata de un comediante romano que, interpretando una parodia burlesca de la Iniciación Cristiana, se convirtió y confesó públicamente su nueva fe, por lo que la turba enfurecida de paganos le asesinó en el año 300; otros sostienen que esta historia es de san Gelasio, y que el auténtico Ginés era un escribano de Arlés, al sur de Francia, que se negó a copiar un edicto imperial de persecución contra los cristianos. La liturgia hispana parece inclinarse por ver en san Ginés al comediante. Su culto pudo comenzar localmente en la época visigoda.
Prælegendum (Sal 20, 6-7; 111, 1) Lo has vestido de honor y majestad, aleluya, le concedes bendiciones incesantes, aleluya, aleluya. V. Dichoso quien teme al Señor y ama de corazón sus preceptos. R. Le concedes bendiciones incesantes, aleluya, aleluya. V. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo por los siglos. Amén. …

Homilía de la Sepultura del Divino Cuerpo del Señor (XVII)

Introducción
Nos encontramos en un contexto bélico. Esta cuarta escena descriptiva es una extensa alegoría que concluye con esta perícopa. Si aceptamos la cronología que nos han ofrecido Vaillant y Ostrogorsky, nos hallamos ante la posible descripción de una guerra binzantina en la cual vence Leoncio, cuando cambia la política centralista y despótica de Justiniano II (que no se debe confundir con su predecesor Justiniano I). Así pues, de la experiencia dura y amarga de una guerra, unida a la alegría de ver por fin finalizado la situación política nefasta de exilio civil y religioso, saca Pseudo-Epifanio material para una descripción así de larga y vívida de la entrada gloriosa de Cristo, Basileus y Despotes. Aparece por fin Adán, el culmen –y el final– de este precioso sermón.
Prosigue el Sermón atribuido a San Epifanio sobre el Grande y Santo Sábado (sección XIV) Esto decían las virtudes señoriales del Señor a las fuerzas enemigas, y las urgían [así]. Unos asolaban la cárcel desde sus …

"Del Ars Celebrandi a la Actuosa Participatio": educación litúrgica en la escuela de Benedicto XVI (IV)

LA IDENTIDAD DE LA ACCIÓN LITÚRGICA
“La Sagrada Liturgia es, por tanto, el culto público que nuestro Redentor rinde al Padre como Cabeza de la Iglesia, y es el culto que la sociedad de los fieles rinde a su Cabeza y, por medio de ella, al Padre eterno; es, para decirlo en pocas palabras, el culto integral del Cuerpo místico de Jesucristo, esto es, de la Cabeza y de sus miembros” [37].  “Con razón, entonces, se considera la liturgia como el ejercicio del sacerdocio de Jesucristo. En ella, los signos sensibles significan y, cada uno a su manera, realizan la santificación del hombre; y así el Cuerpo místico de Jesucristo, es decir, la Cabeza y sus miembros ejerce el culto público íntegro. En consecuencia, toda celebración litúrgica por ser obra de Cristo sacerdote y de su cuerpo, que es la Iglesia, es acción sagrada por excelencia, cuya eficacia con el mismo título y en el mismo grado no la iguala ninguna otra acción de la Iglesia” [38]. La realidad esencial de la Sagrada Liturgia, por c…

XL Semana de Estudio de la APL

Homilía de la Sepultura del Divino Cuerpo del Señor (XVI)

Introducción
He aquí la tercera parte descriptiva en clave dramática de la llegada salvífica de Cristo al hades. En efecto, se entretiene en un sinfín de detalles que ocupan dos secciones, y que de hecho servirán como de gran prólogo al diálogo salvador de Cristo con Adán en la sección 15, el mayor en longitud y en calado teológico.
Prosigue el Sermón atribuido a San Epifanio sobre el Grande y Santo Sábado (sección XIII) Al mismo tiempo las virtudes gritaron y las puertas se abrieron y los grillos y las cerraduras fueron hechos a pedazos, y los cerrojos cayeron, y los fundamentos de la cárcel cedieron, y las fuerzas enemigas se dieron a la fuga. Uno al otro se empujaban y mutuamente se pisaban, y otros animaban a los suyos a huir. Se desarraigaron, se tambalearon, se espantaron, se aturdieron, se vieron fueron de sí, de pie y caían, sin saber qué hacer temblaban. Uno permanecía boquiabierto, el otro se cubría el rostro con las rodillas, y otro inclinado hasta el suelo, y otro, como [si e…

"Del Ars Celebrandi a la Actuosa Participatio": educación litúrgica en la escuela de Benedicto XVI (III)

UNA REFORMA LITÚRGICA INACABADA
Es evidente, que las cuestiones abiertas sobre la última reforma litúrgica, comenzadas ya con Una Voce en 1964, han continuado durante estos más de 45 años últimos y en la actualidad siguen aumentando, quizá también porque uno se entera de lo que sucede no cuando acontecen las cosas, sino cuando reflexiona sobre lo que ha sucedido. En este contexto, intento ofrecer ahora una interpretación del Motu Proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI, que alguien lo ha presentado como una tregua ofrecida por el Papa en esta guerra litúrgica en la que nos encontramos [16]. Es decir, se trata de afrontar la reforma litúrgica querida por el Concilio Vaticano II como un objeto de pensamiento y no como un objeto de enfrentamiento, considerándola como una realidad todavía abierta, que ha de ser nuevamente analizada. “Se trata, en concreto, de leer los cambios queridos por el Concilio en el interior de la unidad que caracteriza el desarrollo histórico del mismo rito, …